¿Eres un oveja negra? De qué tipo

¿Eres un oveja negra?

Y de qué tipo:

  • Aportadora
  • Adelantada a tu tiempo
  • Idealista
  • Con los pies en la tierra/práctica
  • Destructora
  • No crees en cómo va el mundo
Hipatia de Alejandría

Nos solemos quejar de la personas que son diferentes, pero sin ellas no habría evolución, tanto en la ciencia como en las humanidades.
Personas que no se conforman con lo que hay en sus vidas.

En IEO creemos que hay que diferenciar entre las ovejas negras que aportan equilibrio a la humanidad y a la naturaleza de las que no (detalle muy importante, no todo vale 🤭)

Aportadora

Son aquellas con las que realmente la sociedad evoluciona de una forma equilibrada.

Ghandi, Madame Curie, Mandela o Hipatia de Alejandría son ejemplos de personas aportadoras.

No debemos de olvidar que muchos profesionales de la ciencia sobre todo se echaron atrás cuando no el tiempo tras su descubrimiento como dijeron Oppenheimer* o Einstein* sobre su participación en la creación de la bomba atómica qué le hubiera gustado no haber participado en dicho en invento*

Adelantada a tu tiempo

Esto ocurre muy a menudo y si no lo llevan bien pueden acabar siendo del Grupo siguiente: idealistas que quieren que la gente les escuche.

Posiblemente Nikola Tesla el inventor o incluso la figura histórica de Jesús de Nazaret son ejemplos que, tal vez, aun no hemos llegado a conseguir entender la importancia y utilidad de su mensaje.

Idealista

Eduard Punset

Un idealista podemos ser cualquiera cuando nos dejamos llevar por las ideas y sufrimos por ello al no saber hacer práctica nuestra aportación.

Eduard Punset, el político, tal vez fue una figura de ejemplo, pero como una oveja negra con diferentes caras supo reinventarse y crear un proyecto educativo en TV, la serie Redes, que adelantó en un país que no apoya a la ciencia de forma histórica, la imagen del poder de la ciencia.

Con los pies en la tierra/práctica

Desde Thomas Edison a Marconi, son ejemplos de esa practicidad que, en comparación con su contemporáneo Tesla, que no patentó sus creaciones, a diferencia de estos dos, no consiguió vivir apenas de su gran inventiva.

Destructora

Oppenheimer

Más conocido el 2º que el primero, son dos ejemplos que, de una forma más activa el 1º, su invento podría acabar con la especie humana.

*Oppenheimer o Einstein, ambos participaron en la creación de la bomba atómica, y ambos en algún momento mencionaron que les hubiera gustado no haber participado en la creación de dicho en invento.
El primero, según mencionan en Wikipedia tuvo la siguiente escena con el presidente de USA:

Al orgullo que sintió Oppenheimer después de la exitosa prueba Trinity pronto lo reemplazó el sentimiento de culpabilidad y horror, aunque nunca dijese que se arrepentía de hacer el arma. En una visita posterior con el presidente Harry S. Truman, este le inquirió sobre el plazo en que tardarían los soviéticos (“los rusos”) en obtener la bomba, a lo cual él respondió que no lo sabía. El presidente estadounidense por su parte le espetó, “¡Nunca!”, ante un sorprendido Oppenheimer. El científico replicó sobre sí mismo que sentía que tenía “las manos manchadas de sangre”, ante lo cual el presidente se molestó. Una vez abandonado el lugar, el presidente ordenó a su asistente que no quería volver a ver a “este malnacido”.” Fuente: wikipedia.

Oppenheimer declararía más tarde que le vinieron a la mente las palabras de Bhagavad Gita:

«Ahora me he convertido en la muerte, el destructor de mundos»

Einstein, por su ladopacifista convencido, impulsó el conocido Manifiesto Russell-Einstein, un llamamiento a los científicos para unirse en favor de la desaparición de las armas nucleares.

Einstein con Oppenheimer

Y también escribió al respecto, según wikipedia, lo siguiente:

En la actualidad, los físicos que participaron en la construcción del arma más tremenda y peligrosa de todos los tiempos, se ven abrumados por un similar sentimiento de responsabilidad, por no hablar de culpa. (…)

Nosotros ayudamos a construir la nueva arma para impedir que los enemigos de la humanidad lo hicieran antes, puesto que dada la mentalidad de los nazis habrían consumado la destrucción y la esclavitud del resto del mundo. (…)
Hay que desear que el espíritu que impulsó a Alfred Nobel cuando creó su gran institución, el espíritu de solidaridad y confianza, de generosidad y fraternidad entre los hombres, prevalezca en la mente de quienes dependen las decisiones que determinarán nuestro destino. De otra manera, la civilización quedaría condenada.
Einstein: Hay que ganar la paz (1945).59

No crees en cómo va el mundo

Lo más difícil de tener ideas distintas, según decimos en la Inteligencia Emocional/Social es que

para cambiar algo primero has de cambiar tú,

para comprender la magnitud y dificultades de que haya cambios fuera de ti mism@.

Y sobre todo, tras tu cambio debes hacer raíces en la sociedad, hacer equipo para que tu proyecto acabe siendo eficazmente, como dice el dicho:

Finalmente os dejamos con el magnífico texto de Jose Antonio que nos ha inspirado este artículo:

“Las llamadas “ovejas negras” de la familia son en realidad buscadores natos de caminos de liberación para el árbol genealógico.

Aquellos miembros de un árbol que no se adaptan a las normas o tradiciones del Sistema Familiar, aquellos que desde pequeños buscaban constantemente revolucionar las creencias, yendo en contravía de los caminos marcados por las tradiciones familiares, aquellos criticados, juzgados e incluso rechazados, esos, por lo general son los llamados a liberar el árbol de historias repetitivas que frustran a generaciones enteras.

Las “ovejas negras”, las que no se adaptan, las que gritan rebeldía, cumplen un papel básico dentro de cada sistema familiar, ellas reparan, desintoxican y crean una nueva y florecida rama en el árbol genealógico.

Gracias a estos miembros, nuestros árboles renuevan sus raíces. Su rebeldía es tierra fértil, su locura es agua que nutre, su terquedad es nuevo aire, su apasionamiento es fuego que vuelve a encender el corazón de los ancestros.

Incontables deseos reprimidos, sueños no realizados, talentos frustrados de nuestros ancestros se manifiestan en la rebeldía de dichas ovejas negras buscando realizarse. El árbol genealógico, por inercia querrá seguir manteniendo el curso castrador y tóxico de su tronco, lo cual hace la tarea de nuestras ovejas una labor difícil y conflictiva.

Sin embargo, ¿quién traería nuevas flores a nuestro árbol si no fuera por ellas? ¿Quien crearía nuevas ramas? Sin ellas, los sueños no realizados de quienes sostienen el árbol generaciones atrás, morirían enterrados bajo sus propias raíces.

Querido, si eres una oveja negra, acéptalo, vívelo y disfrútalo con amor. Como oveja negra de tu árbol, se valiente y mantente. Aunque tu clan parezca estar en contra su clamor inconsciente te pide que continúes. Se fuerte y lucha por contar tu propia historia. ¡Radical rebeldía en tu camino!

Que nadie te haga dudar, cuida tu “rareza” como la flor más preciada de tu árbol. Eres el sueño realizado de todas tus ancestros.”

Texto de nuestro querido Jose ant