Perdemos la inocencia cuando juzgamos “lo oscuro”, “lo negativo” como sufrimiento

La primera muestra de que hemos perdido la inocencia es cuando a “lo oscuro” siempre lo relacionamos con lo “negativo”

“…para mí la noche, la luna o la feminidad, o la humedad, todo ello arquetipos de lo oscuro, o del Yin no son  negativos…

La sombra no se ve pero se intuye cuando se proyecta sobre otros, sobre el contexto, o cuando se juzga como bueno o malo lo que te rodea

Ahí empezó a perder su “virginidad” el hombre, con el (pre)juicio de

que algo es bueno o malo, y con el deseo de lo que prejuzga como “bueno”, y el rechazo y represión de lo que PREJUZGA como malo, es decir, reprimiendo subconscientemente la mitad de su vida.

El tiempo suele demostrar que lo que prejuzgaste como malo, te aportó, te enseñó o cambió tu destino para mejor…

y que lo que prejuzgaste como bueno, te relajó, te hizo bajar la guardia, y a la larga te supuso consecuencias también “negativas”….

No digo que haya que ir a buscarlo, pero es la única manera de aceptar y vivir en consonancia con lo que toca vivir, y poder disfrutar hasta de lo “a priori” y prejuzgadamente negativo de la vida

Que mayor prueba de inocencia y virginidad que amarlo todo, y no juzgar…

…no podemos quedarnos solo con un lado de la “genialidad”, no se puede ser un genio, sin ser diferente a la media, sin estar un poquito loco, sin que tenga su lado Yang oscuro o “negativo” para el resto de la sociedad, si le temes a ello, nunca podrás desarrollar totalmente tus potencialidades

Iluminarse es vaciarse o sentirse pleno, es decir LLENARSE de amor sin juicio, es trascender esa misma dualidad de creer que lo bueno es vaciarse y lo malo lo demás, y por otro lado si profundizas en la psicología analítica y (valga la

Es cuando consigo la transformación, iluminación y puedo usar toda mi energía creadora (o magia). Conectando cuerpo y alma, mi yo y mi ser… Celebrando mi excepcionalidad/rarezas/autenticidad/extrañeza que me hacen único aunque me alejen de la masa, me acercan a mi “iluminación”, que da luz a mi oscuridad, y que es imposible sin reconocerla en mí antes que en lo externo…

 

redundancia) profunda de Jung, te darás cuenta que la parte de la sombra (u oscura), no es sólo la parte negativa que rechazamos de nosotros mismos.

(en la foto Carl Rogers)

La sombra también posee aspectos positivos pero que son negados por nuestro yo, como podría ser, ser inteligente, (tan despreciado socialmente hoy por una sociedad corrompida por los medios de manipulación masiva) o ser sensible, cosa que socialmente no se permite a los “machos”, o mostrar sus sentimientos, eso también es sombra y no es tan negativo…

Por eso proyectar la sombra no siempre es malo…

…proyectar la sombra es ver en el otro los aspectos negados en mí, ¡tanto positivos como negativos!

Este trabajo con la sombra (de darle luz y no verla solo como algo negativo) es el principio fundamental de la psicología analítica, profunda, alquímica y compleja junguiana, y uno de los principios fundacionales de la posterior psicología humanista (3ª fuerza que “trasciende” la dualidad conductismo/psicoanálisis, o siendo simplistas “el bien y el mal de la psicología” que estaba en pañales (y te decía infantilmente lo que es “caca”)…

La sombra de la psique no es oscura por ser mala o negativa, es oscura porque es muy difícil verla, porque es inconsciente, y esos aspectos negados de uno mismo, son positivos y negativos, son aquello que te han inculcado que debes “esconder” o que está mal, por ejemplo

¿Es pedir perdón un signo de debilidad?

Para muchos educados en esos términos, lo es. Esa es su sombra…

Dar luz a tus sombras, es hacer consciente (iluminar) tu subconsciente (o sombra oscura)…”

Texto de Lucas A.